Make your own free website on Tripod.com

CUENTOS Y RELATOS

LA VIOLA, LA DROGA DE MI CORAZON

Les cuento. Desde el 4 de abril al 14 de abril me fui de vacaciones y estuve en Córdoba (Argentina) y Santiago de Chile. En el partido con Sao Caetano estaba en Córdoba y con Cruz Azul en Santiago. Aunque estuviera de vacaciones uno hay cosas que no puede olvidarse como los partidos de la viola. Uno gracias a dios puede ir a ver a la viola siempre en el Franzini y seguir de cerca todos los partidos, donde se puede calentar con un juez, gritar goles, alentar, pero todo en la cancha se hace mas llevadero. Pero como se dice uno no imagina cuanto aprecia algo hasta que lo pierde

La primera parte de esta historia se desarrolló en Córdoba. El día que llegue allí, lo primero que hice cuando entre a mi habitación de mi hotel, fue agarrar una revista del cable de allí donde estaba toda la programación. Acto seguido de tirar la valija se imaginaran que agarre la revista pensando en ver el partido. Para mi alegría encontré que el partido con Sao Caetano estaba en la revista y pensé que suerte iba a tener. Así que me quede tranquilo, continué visitando por Córdoba y a la hora del partido, rapidito para la habitación de mi hotel para poder ver el gran partido de la viola. Ya me había instalado cuando de repente, en vez del partido de la viola me pusieron la final de la liga sudamericana de basketball (la jugaban dos argentinos y estaba en Argentina no tenia derecho al pataleo). Me agarro una mezcla de bronca y desesperación que lo mas rápido que pude me vestí y salí disparando para un cybercafe. Pensaba al menos podía enganchar alguna radio y así seguirlo a través de internet en directo. Mi bronca siguió creciendo cuando desde ninguna de las computadoras del cybercafe no pude enganchar ninguna radio uruguaya. Después que me rendí buscando radios, empecé a buscar en Tenfield , en el país y en el observador y llegue a enterarme que al medio tiempo íbamos cero a cero. Obviamente pude entrar a mi correo donde tengo a la lista de defensor pero ninguno escribió nada. Como no podía enganchar radio, abandone el cybercafe y me fui de vuelta a mi hotel y empecé a llamar a Montevideo pero no encontré a nadie de familia o amigos. Tuve que volver al cybercafe y seguir lo que quedaba del partido en las actualizaciones del observador, que de vez en cuando me tiraba algunas líneas y las mezclaba con información de todo tipo. Mi desesperación era enorme a ese momento porque sabia que íbamos cero a cero pero no sabia como había terminado todo. Hasta que por fin llego la noticia y en el medio de un cybercafe de Córdoba, cuando recibí la noticia me mande un grito que todo el mundo me quedo mirando: "ARRIBA LA VIOLAAAAAAA". Los cordobeses no entendían nada. Maldito Basketball!!!

Después de esta experiencia cordobesa muy desesperante, pensé que en Chile no iba a tener problemas porque averigüé que no hubiera ninguna liga sudamericana ni nada por el estilo.  Cuando llegue a Santiago averigüé que iban a pasar el partido así que estaba tranquilo. Además no estaba en un hotel y estaba en la casa de mi tío así que pensé que el cable de el lo iba a poder ver tranquilo.  Cuando llego el momento del partido me instalo en la televisión a alentar a la viola. Pero grande fue mi asombro al enterarme que el partido lo pasaban por PSN (pero CODIFICADO) que en esas casa no tenían.  Dije otra vez lo mismo nooooooo!!!!!. Rato después corrí a la computadora de mi tío y pude ver que el partido estaba dos a cero la viola. Me quede muy tranquilo y me desconecte esperando el final. Pero uno como es adicto a la viola entre faltando 15 minutos antes y justo veo que íbamos dos a uno cuando antes de apagar la compu veo el 2 a 2. Las puteadas que le dije a la computadora no tenían nombre, y decidí desconectarme para esperar el final. Cuando calcule que el partido ya había terminado me conecto y veo el resultado final empecé a cantar y saltar de alegría solo encerrado en una habitación en el medio de Santiago, estaba tan contento que ni me fije quien había hecho los goles ni como fueron ni nada de eso, que importaba si la viola había ganado. Obviamente espere a la noche y me instale recorriendo canal por canal esperando los goles. Hasta que encontré el informativo de ESPN, Soportcenter. Cuando empezó este informativo, la nota central y con lo primero que mostraron fue el gol del tanque y cuando lo vi, y vi también todo lo que fue el Franzini me puse a llorar y saltar adelante del televisor, tanto que mis tíos que estaban dormidos, se despertaron a ver que pasaba porque no entendían nada. La verdad que esa noche me costaba dormirme. Que maldito el tanque como me hizo llorar y gritar!!!!!

Después de este viaje, no creo que pueda ponerme en lugar de los que viven en el exterior, pero al menos creo que pude sentir algo del sufrimiento que ellos pueden pasar cuando no pueden tener noticias de la viola en directo.

FELIPE SCHMITZ