Make your own free website on Tripod.com

EL PROFE DE LEON

 RECUERDOS DE UNA SILLA EN EL ARCO

Admirado por unos y criticado por otros fue quien revolucionó el fútbol uruguayo, logrando Defensor en el 76, el primer campeonato uruguayo para un equipo chico. Casi a los 70 años el profesor José De León se levanta todos los días a las tres de la madrugada para trabajar en su libro "El último gol", que ya le lleva 10 años de tarea y donde explica y vuelve a defender su ideología futbolística lograda después de muchos años de estudio.

Siendo un ex basquetbolista teorizó, junto a dos grandes del baloncesto corno Ruben Bula y Bernardo Larre Borges, sobre cómo integrar el básquetbol al fútbol. De allí surge la idea de jugar en block y llegar con mayoría de hombres al ataque y defender agrupados yendo y viniendo incluyendo al arquero, marcando todos, reduciendo espacios en la defensa y abriéndolos en el ataque.
Antes del 76 los grandes le ganaban a los chicos por 4 a 0, claro, estos últimos entrenaban sólo martes y jueves, mientras que Nacional y Peñarol lo hacían todos los días y además comían bien.

Yo llegué a Defensor dispuesto a trabajar todos los días y con la mente puesta en cómo ganarle a los grandes. Planifiqué un básquetbol con los pies, Bula y Larre Borges me ayudaron mucho a lograrlo. El equipo jugaba en línea, sabía desprender la línea del block, hacía los desenganches y llegaba en cada carga con distintos futbolistas.
Sorprendía. El block se colocaba en la cancha de ellos, en el cuarto de cancha adversaria, próximo a la línea central, o en el cuarto de cancha propio, o en la línea del área grande. Y dentro del block se utilizaban distintas figuras, 4-4-2, 4-3-3, 3-1-3, 5-3-2, se cambiaba la figura en pleno juego. La línea defensiva agrandaba la cancha, o la achicaba, o la quebraba hacia los costados curvándola, desprendiéndose del resto del block. Trabajábamos con una segunda cancha, la extra reglamentaria, se dividía en cuatro calles longitudinales y en cuatro sectores transversales para tener noción en qué lugar de la cancha se encontraban los futbolistas y dónde estaba la línea nuestra. Al no poder depender de los abanderados (los jueces de línea) hacíamos un agrande y un achique rápido de la cancha. Lss líneas eran distintas a la de la cancha reglamentaria y marcábamos doce puntos estratégicos de ataque, que al llegar con cinco jugadores, siempre distintos, en cada moviemiento ofensivo, ocupaban esos puntos técnico tácticos. Puede parecer complicado, pero los jugadores lo entendían, además estuvieron cuatro años practicándolo. fue una revolución técnico táctica. Cada uno conocía su función y la de los demás, aunque utilizábamos cualquier camiseta; antes de cada partido yo sacaba las camisetas de una bolsa y las iba repartiendo sin importar ni respetar números y posiciones".

LA SILLA

Quienes alguna vez fueron a la cancha de Defensor, en la década del 70; durante un entrenamiento bajo las órdenes de De León, recordarán haberlo visto sentado en una silla dentro del arco, muy tranquilo y con las piernas cruzadas, mientras los jugadores realizaban la práctica de fútbol. "Lo de la silla era un test, una prueba. Quería que los jugadores tomaran conciencia de que no se podía llegar a nuestro arco. Le daba la pelota al arquero contrario y los obligaba a salir jugando, lo que sabía que harían Nacional y Peñarol, los nuestros, o sea el equipo titular, marcaba 3 contra 1 y no los dejaba ni jugar ni pensar.
Yo me sentaba dentro del arco y el golero se ubicaba en el cuarto de cancha y jugaba como uno más. Si me tiraban un tiro al arco se terminaba la práctica, pero eso nunca sucedía . No llegaban y así fueron tomando confianza de que no se les podía hacer goles. Por eso es que en el 76 era tan fácil ganarle a PeñaroI y a Nacional, porque ellos querían salir jugando, eran aristocráticos del deporte y les daba vergüenza salir al pelotazo. A veces pasaban 45 minutos sin poder salir y el estadio se quedaba mudo. Recuerdo que en una Liguilla convertimos 19 goles y nos hicieron sólo 3. A Peñarol le íbamos ganando 4 a 0, finalmente convirtieron un tanto, el de la honra y lo festejaron. Por eso me río cuando dicen que mi fútbol es defensivo. Me llaman el antifútbol, pero el primero en usar ese vocablo fui yo refiriéndome a los que jugaban sólo lindo y no ganaban nunca.
Yo me dediqué a estudiar y mientras lo hacía los que dicen que José Ricardo de León fue el que deshizo el fútbol uruguayo, se dedicaron a criticar".

CHICOS Y GRANDES

De León ha realizado un trabajo estadístico que prueba cómo tienen que ver los campeonatos locales con la actuación de la selección y cómo durante períodos de predominio de los equipos grandes nuestra selección no clasificó para los campeonatos del mundo, mientras que sí lo hizo cuando los cuadros en desarrollo fueron los campeones uruguayos. "En los últimos 30 años Uruguay quedó afuera de cinco campeonatos del mundo, pero teniendo en cuenta los años más cercanos en el tiempo, no clasificamos para Argentina 78, España 82, Estados Unidos 94 y Francia 98, años de total predominio de Nacional y Peñarol. Mientras que sí clasificamos para México 86 e Italia 90 y durante esos años de ocho campeonatos, seis fueron ganados por equipos chicos. Tenemos tres años para pensar por qué. Yo creo que cuando ganan Peñarol y Nacional sólo se tienen en cuenta sus intereses egoístas, un poco inconcientemente, pero egoístas al fin. Mientras que cuando ganan los chicos lo que se mide es su resistencia a los grandes y el mayor interés es la selección. El sistema de cambio de block sirve para la selección y sirve hasta para jugar en la altura. En el 74 nuestra selección fue al Mundial de Alemania y le hicieron en la cancha exactamente lo que nosotros hacíamos acá, pero de eso no habían aprendido nada y después dicen que yo soy el que tengo la culpa. En el 74 estuve por ir a la selección pero no me nombraron, aparentemente por razones políticas, aunque yo nunca estuve en política y lo único que hice fue ir a votar de vez en cuando como todo el mundo. Para el 78 me pidieron los periodistas, pero Trinidad me acusó. de tener el carné de comunista. Yo le pedi que me lo trajera, que me lo mostrara, pero no hubo caso. Siempre fui hincha de Nacional, desde niño y tengo un gran cariño por Defensor, soy socio de la Institución violeta, pero soy cada vez más hincha de nuestra selección. Hay que ser hincha del fútbol uruguayo, cada vez me hago más hincha porque veo que lo están perjudicando en lugar de buscar las soluciones. Vi muchos mundiales, Chile 62, Inglaterra 66, México 70, Argentina 78, Italia 90 y Estados Unidos 94. Pero ya no quiero dirigir, es mucho trabajo, una tarea sin fin. Hay que aguantar muchas cosas y ya no tengo ganas, Julio Ribas puede hacerlo porque es joven. Me gusta cómo trabaja aunque todavía le quedan unos cuantos capítulospor aprender. Utiliza diferentes métodos para unir a los componentes del grupo y eso es muy importante. Creo que va a llegar si no se vende y no me parece que lo haga, va a ser un triunfador.

SU HISTORIA

De León nació en Trinidad, Flores y fue el penúltimo hijo de los siete que tuvieron José emilio De León y Claudia Aroztegui. Su padre era telegrafista y jugador de fútbol amateur, se enroló en varios equipos en los diferentes departamentos donde la familia se instaló debido a su profesión. A los 18 años el "Profe" se vino para Montevideo a jugar en Nacional. Luego, entre cuadro y cuadro realizó los estudios de Profesor de Educación Física y tabajo en escuelas y liceos. Siempre le sobraron los empleos y estos generalmente estuvieron vinculados al deporte, salvo cuando trabajo preparando los informativos en Radio Oriental, donde a veces también salía al aire.

LA FAMILIA

De León tiene tres hijos: María del Pilar, que es profesora de Idioma Español y Literatura en el Instituto de Profesores Artigas y profesora de expresión corporal y teatro en la Facultad de Humanidades, Sofía Claudia, que es maestra y José Emilio, gerente de un supermercado en México. La primera la ha dado tres nietos: María Noel de 20 años, Leticia de 19 y Pablo de 15. De su segunda hija tiene dos nietos: Gabriela de 15 y María Inés de 8. Mientras que el varón le ha dado a Martín de 10 años. Actualmente el "Profe" está casado con Blanca y se considera por ello, un hombre muy afortunado.

SUS EQUIPOS

COMO FUTBOLISTA.- Nacional, Liverpool, Litoral Sport de Venezuela, América de Cali, Colombia, Defensor, preselección para el Mundial del 50, América de Cali.
COMO TÉCNICO.- Año 61: Fénix. 62, 63 y 64: inferiores de Nacional, 65: Nacional (como ayudante de Barreiro). 68: Selección de Florida. 69: Selección de Soriano. 71, 72 y 73: Defensor. 74: At. EspañoI, México. (Vice campeón). 75: Toluca, México.(Campeón). Rosario Central, Argentina. 76: Defensor (Campeón). 77: Veracrúz, México. 78: Nacional. 79. Defensor (Campón de la Liguilla). 80 y 81. Tolima, Colombia. (Vice campeón). 82: Olimpia, Paraguay. 83: Barcelona, Guayaquil. 84: Defensor. 86: Bella Vlsta. 87, Nacional. 89, 90, 91, 92 y 93: Cuernavaca, México.

VICTOR HUGO

El Profesor no pierde oportunidad de recordar a Víctor Hugo Morales que acompañó a Defensor en la exitosa campaña del año ´76, dejando de relatar a los grandes para estar junto a los violetas. "Su actitud fue muy importante para nosotros, vaya a saber porqué se volcó por Defensor, incluso mucho antes de que tuviéramos posibilidades de ser campeones. El pensaba que para que el fútbol uruguayo mejorara tenía que salir campeón un cuadro chico, para mantener la competencia".

Por Sílvia Pérez


UNO DE LOS RESPONSABLES DE LA HAZAÑA DE 1976

En 1976 se produce un quiebre radical de la historia del profesionalismo: Defensor se consagra Campeón de la Copa Uruguaya. Era el primer equipo en desarrollo que alcanzaba la hazaña de llegar a lo más alto. El destino premió a una institución que tuvo a lo largo de su historia la virtud del mantenimiento de sus figuras en las tareas de mando actuando con una coherencia e independencia que le marcó al club un perfil propio dentro del fútbol uruguayo. Luis Franzini creó un estilo, una escuela de conducción que continuaron sus hijos, Jorge y el C/N Julio César, este último en la presidencia en la hora de la gloria.

El éxito fue, también, la conclusión de una etapa de transformación radical de la forma de encarar el desarrollo del futbol dentro de la cancha, que Defensor había iniciado en 1971 cuando colocó al frente del plantel al Prof. José Ricardo De León, ex-futbolista de actividad en los Juveniles de Nacional (1942), Liverpool (1944) y luego en el futbol de Venezuela. Titulado en preparación fisica en el ISEF y estudioso de las raíces del futbol uruguayo y su evolución, comenzó por pregonar la importancia de "ganar, lo único importante es ganar", asegurando que "el nuevo futbol exigía una gran preparación fisica porque llegaba el tiempo de marcar a la pelota para asegurar el cero en el arco propio". La idea, llevada al campo de juego, apuntaba a mover todo el equipo en bloque hacia la zona por donde estuviera la pelota para marcar al adversario que la tenía en forma escalonada, apoyando esa acción defensiva con el adelantamiento de la línea final de cuatro zagueros para reducir los espacios de juego y achicar la cancha. Desde 1971 trabajó en su idea y en una gira realizada por Defensor a comienzos de 1972 por México, Honduras, Nicaragua, Panamá, Venezuela y las Antillas Holandesas probó que internacionalmente su planteamiento daba resultados. Jugó 16 partidos con 8 triunfos, 6 empates y dos derrotas que coincidieron con los dos primeros partidos ante Veracruz e Irapuato. Logró mantener al equipo 14 partidos sin caer recibiendo sólo 14 goles en contra. Armó el plantel adecuandose a la economía del club, aspecto que siempre ha sido primordial en la conducción de Defensor, con algun jugador de trayectoria como el golero Gassire y el volante Hamlet Tabárez, recurriendo a jugadores que estaban en el club como Jauregui, Salomón, Miguel Puppo, Miguel y Juan Carlos Leiva, Mondada y otros que llegaron, De Simone y Arispe, de Colón.

A comienzos de 1974 el Profe De León fue tentado por el fútbol mexicano en tiempos en que, a la constante emigración de jugadores se agregaba la de directores técnicos y preparadores fisicos. Hizo una buena campaña con el Atlético Español y en la temporada siguiente pasó al Toluca alcanzando en junio de 1975 el título de Campeón de México, hecho trascendente por tratarse de un equipo menor del futbol azteca. El Prof. De León fue elegido el mejor entrenador de México de la temporada 74/75 recibiendo el Balón de Plata. Pese al éxito abandonó al Toluca y dirigió en el segundo semestre de 1975 a Rosario Central y en enero de 1976 retornó a Uruguay para conducir a Defensor anunciando en "El Día" algo que parecía imposible: "vengo para ganar; Defensor está para pelear el Campeonato Uruguayo y dar vuelta la historía".

Dirigentes y entrenador comenzaron a armar el equipo. Volvieron al club Jauregui (Unión de Santa Fé), Arispe (Independiente) Salomón (Deportivo Galicia de Venezuela) y Mondada (Venezuela); retornó al país Ricardo Meroni (Racing de Avellaneda) y Pedro Alvarez (Junior de Barranquilla), se incorporó a José Gómez y Gregorio Pérez (Cerro), lográndose también, sobre el comienzo de la Copa Uruguaya, la vuelta de Luis Cubilla con 36 años, después de haber jugado la temporada anterior en Santiago Morning de Chile. El club tenía dos figuras jóvenes consagradas en el Sudamericano Juvenil de 1975, Ricardo Ortiz y Washington González, además de otros valores como el golero Clavijo, Conde, Javier, Santelli, Graifigna, Cáceres, Rudy y Rodolfo Rodríguez.

El sueño se concretó la tarde del 25 de julio de 1976, en el Estadio Luis Franzini, en el Parque Rodó, cuando Defensor, al ganarle a Rntistas (2:1) alcanzó el título de Campeón Uruguayo. Caían 44 años de hegemonía de Nacional y Peñarol. El "nuevo tiempo" se había iniciado. Defensor, con su conquista, marcaba un punto de inflexión en la historia del futbol mas laureado en el siglo XX


PALABRAS DEL PROFE EN 1976

" Llegue de vuelta a mi querido Defensor. Que se puede hacer? Observe el plantel y me dije: Trabajando bien se puede ser campeones. pero... y los 43 anos vedados a los clubes chicos? Cual es la formula? Me pregunte. Adentrarse en la mente de los muchachos hasta convencerlos que todo era posible. Esa era.

Empezo el campeonato uruguayo con una derrota. La euforia nos traiciono. Razonamos los dias siguientes y de alli en adelante a trabajar convencidos de los atributos necesarios.

Asi fue desarrollandose el torneo, y llegamos en primer lugar al fin de la primera rueda.

El tiempo transcurriria a nuestro favor; perdimos la punta pero ya sabiamos que la reconquistariamos. Faltando cinco fechas ya estabamos seguros que seriamos los campeones. Cada cabeza lo pensaba, pero nadie lo decia; en los ojos de todos se notaba.

Restaban dos partidos y el pueblo todo queria que Defensor fuera campeon. Nosotros cada dia afirmabamos nuestra confianza. Nuestra filosofia de siempre de salir al campo a trabajar para ganar ya era una realidad. Tan realidad, que hoy todos, institucion, jugadores y tecnicos; todo el pueblo uruguayo y de America lo sabe: ¡¡¡DEFENSOR CAMPEON URUGUAYO 1976!!! " 


COMENTARIOS SOBRE "EL PROFE" DE LOS JUGADORES DE 1976
(Javier - Arispe - Cáceres - Jauregui - Mondada - Meroni - Salomón - Filippini - Graffigna)

NADIE OLVIDA AL "PROFE" DE LEON

Hay un común denominador en las declaraciones y recuerdos de estos nueve campeones de 1976. Todos coincidieron en hablar maravillas del gestor de la hazaña: el profesor José Ricardo De León.

Javier: "Era el líder nato. El líder al cual cada jugador desea tener como imagen y como guía dentro de un equipo. No sólo guía táctico, no sólo por la importancia de sus conocimientos de fútbol total, sino por la filosoifa que adornaba toda su personalidad que nos transmitió a cada uno de nosotros."

Arispe: "Fue el 'uno'. Fue un trabajo duro de mucho tiempo, de cinco o seis temporadas para poder llegar a ese campeonato. El es el número uno acá."

Cáceres: "El fue el que más resaltó en todo esto. Nos motivó y gracias a su trabajo hoy en día estamos de festejo. Eso sirvió para que Defensor siguiera en esta lucha privilegiada."

Jauregui: "El 'profe' fue un adelantado en ese momento. Sembró la ilusión en nosotros al principio y nos dejamos llevar, abrazamos esa ilusión con ese gran carisma que tenía y tiene De León y le sacamos un poco la corbata al torneo Uruguayo, que siempre era patrimonio de Peñarol y Nacional."

Mondada: "Para mí -hasta ahora- sigue siendo lo máximo hasta que otro no me demuestre lo contrario. En el tema sistemático y en metodología de trabajo. No por casualidad han salido tantos técnicos con suceso con su misma escuela."

Meroni: "Era un capitán de mando. Más que en el fútbol, nos inculcó a todos una idea ganadora en la vida, que es lo más profundo que nos quedó a todos nosotros. Hoy por hoy podemos discrepar con su filosoifa futbolística, ya que algunos compañeros de ese grupo han adoptado su propio sistema de juego, pero también con el gran aporte que él nos ha dejado a todos."

Salomón: "El profesor De León nos comparaba lo rayado de Penarol, el escudo de Nacional y la camiseta violeta. ¿Y qué diferencia había? Ninguna."

Fillippini: "Fue un momento muy importante el de De León. Todos lo tildaban de fútbol-resultado, pero Defensor ganó, salió campeón, dio vuelta toda una historia y quedó la semilla. Los que lo siguieron le agregaron un poco más de futbol, que era quizás lo que le faltaba al equipo de De León."

Graifigna: "Fue una buena persona. Un técnico muy capaz que interpretaba las problemáticas de cada uno y al cual nosotros le tenemos respeto y mucho cariño."


PARTE DE UNA ENTREVISTA PUBLICADA EN ULTIMAS NOTICIAS

- Se podría decir profesor, que usted fue uno de los innovadores del futbol
- Yo pienso que si. Yo fui uno de los innovadores del futbol. Fui el primero que hice jugar al arquero en un cuarto de cancha. Al arquero mío no le tiraban tantas veces al arco, no llegaban. Yo empecé a marcar. Yo inventé lo que es agrandar y achicar la cancha, quebrar una línea. Los argentinos hicieron una grán promoción, de que ellos habían inventado unas cosas que yo ya las aplicaba en Uruguay. Dijeron que ellos eran los creadores de muchas cosas que me copiaron a mi. Lo peor del caso es que me habían copiado mal. Ya trabajaron aca varios profesionales argentinos y fracasaron

- Tacticamente ha visto alguna innovación desde la última vez que dirigió
- No, innovaciones buenas no he visto. He visto malas innovaciones, inventos raros, que a veces son salvados por genialidades de grandes jugadores. Con jugadores medianos no existió ninguna innovación. Hablo de jugadores medianos, porque los mejores jugadores del medio se van. A los que quedan los denomino medianos jugadores. En este tiempo, el futbol uruguayo ha evolucionado para mal

- Las innovaciones deben darse segun se modifiquen las reglas de juego. Eso es un hecho.
- Si, por el cambio de reglas de juego se van a tener que hacer innovaciones. Seran obligatorias las innovaciones, porque si no el futbol se va a hacer casi imposible de ver. El futbol se vuelve feo, porque con las reglas actuales basicamente no se va a dejar jugar. Por eso hay que cambiar algo, porque si no el espectáculo se va a perder. Y no hay que defraudar al publico. El publico es el que mantiene esto.

- Pero de cualquier manera son los resultados y no el espactaculo los que mandan. Son los resultados los que mantienen a un tecnico en su cargo o no.
- Bueno, despues que se tienen tres goles de diferencia, se puede dar un poco de espactaculo, para que se divierta la gente. Pero esto no es un circo. Para divertirse hay que ir al circo o a ver una película cómica. El futbol es una competencia para ganar, hay que meterla en el arco del contrario y que no la meta el contrario en el propio. Dentro del reglamento, el equipo que logra que no le tiren ningún remate al arco, y con dos goles tiene ganado el partido, precisa gente que genere goles y que defienda bien, pero sin meterse dentro del arco; con sabiduría.


FOTOS.

Un adelantado para la época... "el profe" DE LEON

"ganar, lo único importante es ganar"

"Yo inventé lo que es agrandar y achicar la cancha, quebrar una línea."