Make your own free website on Tripod.com

DECADA DEL 30 - PROFESIONALISMO

Durante las temporadas del 32, 33 y 34 el Campeonato Uruguayo se disputará en 3 ruedas. calificadas de Locatario, Visitante y Neutral. Claro que Nacional y Peñarol disputarían todos sus partidos en el Estadio Centenario construido para el Mundial del 30. Este hecho marca indudablemente una ventaja deportiva de gran relevancia, lo que incidirá en los resultados de los torneos que se disputan aún hasta el día de hoy.

"MOTOCICLETA"; PRIMER PROFESIONAL VIOLETA EN LA SELECCION NACIONAL

Como tal se le conoció en su barrio Aldea, del que transferido a nuestro club en el 28 sería hasta su muerte Juan Emilio "Guitarra" Píriz, quien fuera el jugador que más partidos oficiales disputó en el fútbol uruguayo, sumando más de 500 entre la era profesional y la amateur, contabilizados 15 encuentros en la Selección Nacional.

En 1932 se obtiene un meritorio cuarto puesto, siendo importante la victoria obtenida en la segunda rueda por 2-1 frente a Peñarol, quien sería a la postre, campeón del certamen. En la tercera rueda es de significar que se empata 33 también con Peñarol por lo que se obtienen 3 puntos sobre 6 posibles.

Es de destacar la presencia en nuestro equipo durante el campeonato de los campeonísimos mundialistas del 30, Juan Píriz y Andrés Mazzalli, quienes ya habían pedido pase la temporada anterior, pero se encontraban impedidos de jugar por razones reglamentarias.

El 4 de noviembre de 1933, se produce un hecho que marca en esa época, el favoritismo de los arbitrajes hacia Peñarol y Nacional.

Cansados de que el árbitro Olavarieta permitiese todo tipo de atropellos de los jugadores de Peñarol y favoreciese constantemente con sus fallos a ese club, los jugadores violetas deciden sentarse en el campo de juego, permitiendo que su adversario marcase goles antirreglamentariamente válidos hasta sumar 4.

Una vez culminado el campeonato del 33, con dos victorias sobre Racing 4-2 y sobre River 2-0, le dan a Defensor el derecho a competir en la copa "Adrián Beccar Varela", torneo éste que se disputaba entre 8 equipos de Buenos Aires, 2 rosarinos, 1 de Córdoba, 1 de Santa Fé, Peñarol, Nacional (clasificados en forma directa) y Defensor y Sud América (clasificados a través del campeonato "Dr. Héctor R. Gómez" ). El 6 de enero de 1934 con un histórico 4-1 sobre el poderoso Velez Sarsfield, se avanzaba a la ronda siguiente, a la cual no pudieron acceder Peñarol, Nacional, ni Sud América, eliminados ya en esta primera fase.

El 14 de enero el rival fue Independiente de Avellaneda, quien tenía entre sus filas a estrellas rutilantes de la talla del gran "Tarzán" Bello, el "Cuila" Sastre (según sus contemporáneos no habrá jugador más completo) y el famoso Reganeschi, el empate 0-0 marcaba que debía disputarse un alargue de 30 minutos, pero el árbitro argentino Scremini y la junta organizadora decidieron que se disputase un nuevo partido que culminó con la victoria de Independiente. De todas formas la participación violeta fue exitosa, siendo el cuadro uruguayo que avanzó más lejos en este primer torneo oficial del plata.

1935: LA "VIOLA" PRESENTE EN EL HISTORICO "SANTA BEATRIZ"

El 35 estuvo signado por el retorno a los torneos de dos ruedas, y por la obtención por nuestro país del Sudamericano de Santa Beatriz, torneo este siempre recordado por haber utilizado Uruguay casaquilla roja. Nuestro club estuvo representado en el cuadro campeón por Juan Emilio Píriz.

Es de resaltar que marcando una tradición en nuestras giras por tierras trasandinas, se cumple una excelente performance derrotando por 6-4 a Unión Española, 2-1 al Audax italiano, se empata 2-2 frente al Unión Deportiva Italiana, para caer derrotados frente al Colo-Colo por 3-6 en un partido en que se sancionaron 4 discutibles penales contra nuestra institución, pensamos que si no es record para un partido debe estar cerca de serlo.

El cuarto puesto en el Uruguayo del 35 y los 12 goles de nuestro goleador Cataldo, dan cabal razón de la regularidad de nuestro equipo en los albores del fútbol rentado.

Ya finalizando la década, en el campeonato del 39, se obtiene la primera victoria ante Nacional por 2-1 en nuestra cancha del Parque Rodó, con dos goles de Juan Belmonte descontando para Nacional de tiro penal Atilio García, contrariando a los que afirman que Atilio no ejecutaba penales.