Make your own free website on Tripod.com

DECADA DEL 50

El año 50 marca el retomo a Primera División, luego de un breve pasaje de un año en la B. El campeonato se gana de punta a punta con una campaña coronada varias fechas antes de culminado el certámen. Sobre 28 puntos posibles se obtienen 26, perdiéndose sólo con Racing en el Parque Rodó.
Aunque sólo fuera en un partido, vistió nuestra camiseta en este torneo Eugenio Galvalissi.
En el año 51 se conquista el Campeonato Uruguayo de Cuarta División, bajo la dirección técnica de Juan Emilio Píriz, logro ya alcanzado en 1949.

¿PELE O MARADONA?... MORENO

El 31 de agosto de 1952 se produce el debut en Defensor de una de las máximas estrellas del fútbol mundial:

José Manuel Moreno.

Aquella tarde el Centenario asistió asombrado al espectáculo de un hombre cuyo prominente abdomen no pudo impedir que luciera genialidades propias de un malabarista titiritero a cuyo influjo todo el equipo maravilló como pocas veces. El Nacional campeón de ese año debió rendir pleitesía al genio del gran Moreno, a quien todo el Estadio de pie ovacionó al final del histórico 3 a 2 violeta (Gelos, Chiessa, Orlandi, Argimón y Ferrés).

En el 53 se concreta la transferencia de Osvaldo Balseiro para Peñarol, pero se pudo concretar un viejo anhelo con el ingreso del campeón mundial "Mono" Schubert Gambetta en un breve pero histórico paso por el club. Para quienes gustan de las anécdotas del más puro cuño de protagonistas famosos, sirva este diálogo que sin comentarios -Ud. lector lo hará para su fuero íntimo- tuvo por protagonistas a Gambetta y un conocido juez uruguayo ese 1953: -Pero "Fulano por su nombre de pila", ¿a mi me observás por cualquier falta y amenazás con echarme cuando en Nacional eras complaciente al extremo? -Es verdad Schubert, pero una cosa es Nacional y otra es un cuadro chico...

Respetuosamente nos atreveríamos a aseverar que el 99% de los lectores ignoran que en el año 54, ante la ausencia de los mundialistas, se invita al Deportivo La Coruña de España, para participar en el Torneo Competencia y tuvo como connotación histórica el inédito caso de la participación, por única vez, de un equipo extranjero en certámenes oficiales de nuestro país. Aunque su aporte no fuera más allá de lo anecdótico por su condición de laureado Campeón Mundial, forzoso es recordar que vistió la casaca violeta en un solo partido por el Uruguayo contra Peñarol, Ruben Morán, que llegara en trueque por Argimón.

Poco a poco irían llegando al club Jugadores que conformarían el formidable equipo de fin de la década. De River llegó Luis Radicci, de Bella Vista Esteban Alvarez, de Miramar Climaco Rodríguez, quien marcaría toda una época en el club, de Danubio Walter Hernández, y fueron conjuntandose con jugadores surgidos de inferiores como Amaral, Casanovas, W. Píriz, Demarco, Sacía y otros que ya estaban en el club como Ferres o el "Lobo" Miramontes.

El año 57 marcaría una goleada histórica a Peñarol en el Estadio Centenario por 5 goles a 1 con un triplete del infalible "Oreja" Ferrés, Willy Píriz y Walter Hernández.

También llegaría la conquista del Cuadrangular que se disputaba entre los cuatro primeros del Campeonato Uruguayo, y que este año, a diferencia de lo habitual, se llevó a cabo inmediatamente a la finalización del campeonato, por lo que competían los mismos equipos de la temporada, sin agregados ni egresados, como normalmente casi siempre en detrimento de los "chicos", que más frecuentemente se debilitaban más que reforzarse en cada período de pases. Así fue que se derrotó, primero a Nacional por 2 a 0, con goles del "Cholo" Demarco y Walter "Canario" Hernández y cuatro días más tarde a Peñarol, con goles del "Loco" Ferreira y nuevamente del futuro ídolo del Bologna de Italia, Héctor Demarco, que justo es recordarlo, es el último compatriota que alcanzó el scudetto italiano en la temporada 63/64. El título llegaría en la última jornada al empatar con Fénix 1 a 1 con gol de Walter Hernández. Vaya como homenaje a los campeones, la integración del cuadro en el Cuadrangular: Radicci, Sosa y Climaco Rodríguez; Casanovas, Ferreira y Amaral; Willy Píriz, Demarco, Walter Hernández, Sacía y Ferrés.

GOLEADORES

En la temporada del 57 Walter Hernández se corona como máximo artillero del Campeonato Uruguayo con 16 conquistas, siendo el segundo jugador del club que obtiene tal distinción.