Make your own free website on Tripod.com

NOTA DE LA REPUBLICA

EL LIBRO DEL PICAFLOR

-Picaflor, ¿qué le pasa que mueve tanto la cabeza?

-¡Estamos liquidados!

-¿Qué le pasó?

- Un amigo personal de Pablo Hernández, jugador de Defensor Sporting, le contó una historia al Troquílido que merece el más amplio repudio.

-No se caliente, baje la pelota al piso y cuente qué le pasó a Pablo.

-Pablo Hernández hacía más de un mes que estaba incorporado al Puebla de México. Había solucionado toda la parte contractual; practicó durante todo el mes como titular en el equipo dirigido por Mario Carrillo y, el pasado viernes, a 24 horas del debut en el torneo azteca contra el Necaxa, le comunicaron que no iban a registrarle el contrato en la Federación, por lo que tenía que volverse a Montevideo.

-¡Cómo!

-Como acaba de leerlo.

-¿No me diga que lo serruchó Paco Casal?

-No, señor. Esta vez no tiene nada que ver Paco Casal. El que le serruchó las patas a Pablo Hernández en el Puebla de Méxio, fue el empresario Pablo Bentancur, que le había jurado al papá del futbolista --don Carlos Hernández-- que su hijo no iba a jugar en el Puebla porque él no había participado de la negociación.

-Pero esto que usted está contándonos es demasiado grave.

-Es gravísimo. El amigo del jugador le aseguró a El Picaflor que la familia Hernández tiene en su poder un documento irrefutable que puede demostrar que Bentancur amenazó al jugador con que le iba a cerrar todas las puertas en México si no le daba U$S 300.000 por la "llave" que, según él, tenía en su poder para concretar la negociación.

-Estamos rodeados. Cuando no es uno, es otro, plumífero.

-Parece que Bentancur no le perdonó a Pablo Hernández que hubiera hecho la negociación directa, de club a club, prescindiendo de sus servicios... Usted no se imagina el dolor que tiene la familia Hernández y la calentura de Pablo. Tenía todo firmado, arreglado con el Puebla y 48 horas antes del debut le informan que el club no iba a pagarle a Defensor Sporting el dinero acordado por su préstamo. Según la versión del amigo del futbolista, el "socio" de Bentancur en México, el empresario Carlos Hurtado, es también el representante del técnico del Puebla, Mario Carrillo, por lo que al negarle la mordida al empresario peruano, la operación quedó sin efecto en forma drástica.

-El fútbol uruguayo con este tipo de gente no tiene salida, ¿no?

-Tiene menos futuro que un anciano de 100 años. Lo insólito del caso es que la familia del jugador tiene una prueba en la que Bentancur los amenazó de pinchar el pase de Pablo Hernández al Puebla si no le daban U$S 300.000 por concepto de indemnización y cuando todo hacía suponer que el negocio estaba cerrado, se cayó a menos de 24 horas del debut en el torneo mexicano... El amigo del jugador le comentó al plumífero que existen grandes sospechas de que el retiro del "Tanque" Silva de Defensor Sporting se debió a una represalia de Pablo Bentancur contra los violetas por haberle dado vía libre a Hernández para vincularse al Puebla.

-Perdón, ¿qué está diciendo usted?

-No, no, El Picaflor no está diciendo nada. Simplemente, está narrando una historia que un amigo de Pablo Hernández, fanático de Defensor Sporting, le comentó. Y como si fuera poco le dijo: "Si necesitás la grabación para demostrar que no estoy mintiendo, te la pongo a tu disposición". Nadie va a acusar a una persona de esta forma, si no tiene pruebas para refrendar sus dichos.